Referencial

La Policía Nacional utilizó bombas lacrimógenas para disuadir a más de 150 padres de familia que con protestas exigían cupos de trabajo en la reconstrucción de la institución educativa República Argentina del distrito santeño de Nuevo Chimbote, región Áncash.

Según los progenitores, el gas lacrimógeno habría dejado inconsciente a un recién nacido que fue evacuado al Hospital Regional ELeazar Guzmán Barrón.

La secretaria de economía de la Apafa del plantel, Carol Correa Robles, manifestó que llegaron hasta el colegio para reunirse con los representantes del Consorcio Argentino, responsable de la obra valorizada en aproximadamente 23 millones de soles.

Tras el enfrentamiento, los progenitores y los representantes de la constructora se reunieron  y acordaron que se les otorgará el 20% de la bolsa de trabajo, mientras que el 80% se le concederá a construcción civil.

Lea más noticias de la región Áncash