Un grupo de tranbajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que laboran en el penal de Cambio Puente del distrito santeño de Chimbote (Áncash), se plegaron al paro nacional de 24 horas, en demanda de majoras salariales.

Durante el recorrido que realizaron por las principales arterias de la ciudad de Chimbote, el psicólogo del referido centro penitenciario, Alberto Arana Ortiz  expresó que los trabajadores del INPE son los servidores públicos que perciben sueldos bajos a pesar del peligro que representa lidiar con delincuentes.

Arana demandó mejores condiciones laborales y la contratación de más perdsonal para el reclusorio, pues consideró absurdo que para mil 100 internos solo hayan dos profesionales en psicología.

"Si el Estado no hace caso a  nuestras demandas, vamos a radicalizar nuestras medidas sin descuidar la seguridad del penal", concluyó.

Lea más noticias de la región Áncash