Henry Urpeque Neciosup.

El jefe de la zona norte del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Henry Cotos Ochoa, sostuvo que en los próximos días variarán el régimen de visitas al penal de Chiclayo para controlar el ingreso de equipos celulares y otros dispositivos de comunicación, que permiten a los reos extorsionar desde la comodidad de sus celdas.

La autoridad penitenciaria detalló que en lo que va del año se han intervenido a seis visitas que trataron de ingresar los objetos prohibidos en sus prendas, carteras, tapers de comida y hasta en sus partes íntimas.

“Sin duda, vamos a variar los horarios de visita, no puede ser que haya aún muchos equipos que siguen ingresando, está estipulado el derecho a familiares directos, pero vamos a  ser más rigurosos en el control a estos mismos”, indicó.

Pidió a las autoridades del Ministerio Público hacer más rígidas las penas para aquellas personas que desconocen la norma que prohíbe ingresar estos equipos a los penales y que de alguna manera colaboran con los actos delictivos de los extorsionadores.

Finalmente, puntualizó que hasta el mes de junio se ampliará la declaratoria de emergencia en el centro de reclusión por el enorme hacinamiento que ha sobrepasado una población de 3 mil 200 reos.

Lea más noticias de la región Lambayeque