Un reducido grupo de mujeres, esposas de suboficiales de la Policía Nacional del Perú que laboran en la región Arequipa, realizaron la mañana del martes, un plantón en la plaza Mayta Cápac del distrito de Miraflores, exigiendo que se suspenda los cambios a otras regiones, dispuesto por el Ministerio del Interior.

Portando carteles, las manifestantes señalaron que lo que quieren evitar es la desunión familiar, en vista que en algunos casos cuentan con más de 20 años de servicio en Arequipa, lugar donde edificaron sus hogares y sus hijos estudian no solo en colegios sino también en universidades.

Asimismo, denunciaron que los viáticos asignados para el cambio de puesto de servicios, llegan a los dos mil soles, dinero que resulta insuficiente para el traslado de sus bienes y para el alquiler de nuevas casas así como su alimentación.

Las mujeres señalaron que, esta es la actividad es el inicio de una serie de protestas que realizarán para impedir que sus esposos sean cambiados, lamentando que el jefe de la región policial de Arequipa, general PNP Enrique Blanco no las haya recibido, pese a los múltiples pedidos.  

Lea más noticias de la región Arequipa.