Roberto Riva

Cansados de vivir en medio de delincuentes, drogadictos y meretrices, los vecinos de la cuarta y quinta cuadra de la calle Álvarez Thomas del Cercado de la ciudad de Arequipa, realizaron esta mañana un platón de protesta.

Con carteles en mano, los vecinos denunciaron la proliferación de locales de venta de licor y prostitución que genera la presencia de delincuentes y drogadictos, poniendo en riesgo a habitantes, escolares y transeúntes.

“Las últimas semanas empezaron a funcionar cuatro nuevos prostíbulos, cuyas trabajadoras acosan hasta los escolares y generan peleas”, denunció el vecino  Héctor Chino Cutipa.

Denunció que el prostíbulo del inmueble 418 continúa funcionando a pesar de innumerables clausuras.

Los vecinos de la zona pidieron a las autoridades presencia de la Policía Nacional y personal de serenazgo, para evitar los asaltos y continuas peleas en esta céntrica calle.

Lea más noticias de la región Arequipa