Aseguran que cártel de Sinaloa opera en VRAE y trabaja con senderistas

Especialista en temas de narcotráfico, Pedro Yaranga, señaló que el temido cártel mexicano de la droga opera en el Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE) desde inicios de año.

 

Tras la difusión de un informe de la DEA que alerta sobre las actividades de cárteles mexicanos de la droga en Perú, el especialista en temas de narcotráfico, Pedro Yaranga, confirmó la información y precisó que el temido cártel de Sinaloa se encuentra en el Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE) desde principios de año.

“Hace algún tiempo alertamos sobre la presencia de este cártel peligroso que controla casi el 50% de la droga en el mundo que es el cártel de Sinaloa, que está presente en el VRAE aproximadamente desde enero de este año”, indicó.

En diálogo con RPP Noticias, señaló que también se especula sobre la presencia de otros grupos delictivos de origen mexicano que comercian con la droga, pero solo el de Sinaloa está “bien identificado”. Incluso, mencionó que estos narcotraficantes “ingresan algunos insumos químicos fiscalizados” al país por la cuenca de Bolivia “porque hay poquísimo control”.

“La droga que sale de la cuenca del VRAE tiene mayor alcaloide a comparación de otras cuencas cocaleras. De ahí la permanencia todavía de dos representantes del cártel de Sinaloa en esa zona”, agregó.

Para sumar gravedad al asunto, Yaranga reveló que el cártel de Sinaloa tiene alianzas tanto con el mando terrorista del VRAE, “José”, como con el del Huallaga, “Artemio”.

“Se ha detectado que trabajan directamente con la columna que dirige el camarada ‘José’. Ellos están ubicados en la zona alta del río Chehua, ocupando también una parte de la cuenca del río Ene. En esa zona está trabajando la columna más fuerte, que es la columna que dirige ‘Alipio’ (…) Esa columna es la que le está dando seguridad a esta firma (Sinaloa) en esta zona”, manifestó.

Además, mencionó que las huestes terroristas son financiadas por el narcotráfico con los trabajos que realizan como custodiar avionetas, prestar seguridad y cobrar por el transporte de la droga.

“Ahora prácticamente Sendero se ha vuelto ya como una firma porque no solo da seguridad, manda a sembrar coca, refina, da seguridad en los laboratorios”, sostuvo.

¿Negociar con "Artemio"?

De otro lado, opinó que “Artemio” no se encuentra en condiciones de pedir una tregua al Gobierno considerando que no tiene la capacidad bélica de hace unos años. “Está bastante golpeado”, dijo al tiempo de añadir que el mando terrorista tiene problemas de salud.

“Artemio en algún momento va a tener que caer”, concluyó.