Elias Taboada

Cientos de docentes marcharon por las calles de la ciudad de Ayacucho, pero a diferencia de otras oportunidades esta vez un grupo de ellos lo hizo en compañía de sus hijos menores de edad.

Sus dirigentes afirmaron que adoptaron esta medida para buscar la sensibilidad de las autoridades del Gobierno Central.

En tanto, la Dirección Regional de Educación de Ayacucho, mediante una resolución, reprogramó las clases a partir de esta segunda semana de agosto, asumiendo que los profesores levantarían su huelga indefinida.

Los maestros del Conare-Sutep de Ayacucho se oponen a la ley de Desarrollo Docente por considerarla perjudicial para el magisterio. Además, demandan un aumento salarial.

Lea más noticias de la región Ayacucho