RPP/Henry Urpeque Neciosup.

Luciano Chumán Siesquén es conocido en la ciudad de Ferreñafe como el “Loquito Chumán”, quien deambula por las calles de esta ciudad desde hace más de 20 años.

Sus pasos rápidos y su mirada distraída no pasaron desapercibida para ningún ciudadano. Todos lo ven pasar, algunos se corren, otros lo molestan, pero la mayoría lo ignora. Luciano se ha convertido en un retrato vivo de la sociedad.

La indiferencia para el conocido “Loquito Chumán” se acabó el último fin de semana. Un grupo de  personas de la iglesia evangélica Peregrina le ayudaron a no seguir deambulando sucio, descalzo, con las uñas largas, con una barba muy crecida y con trajes que hace muchos años lleva puesto.

Luciano fue llevado a la casa de un peregrino y le brindaron alimentos, le asearon, le cortaron el cabello y le brindaron nueva ropa. "Hay que ayudar en todo momento a nuestro prójimo", indicaron.

Las fotografías de su impresionante cambio fueron subidas en las redes sociales y recibieron el saludo de miles de personas, quienes pidieron replicar esta acción con otros mendigos como “Miguelito”, “Chacal” y “Bandera”, personajes muy entrañables de la ciudad que han sido abandonados por las autoridades.

 

Lea más noticias de la región Lambayeque.