El gobernador regional de Cajamarca, Ever Hernández, dijo que se tomaron las medidas de seguridad ante el paro de los dirigentes ambientalistas para el 16 de enero, aduciendo que es un derecho constitucional las movilizaciones y protestas y no se les puede prohibir o negar.

La autoridad política dijo que se pide a los ambientalistas respetar la decisión de aquellas personas que piensan distinto o que no quieran participar de dichas manifestaciones.

Agregó que se han realizado las coordinaciones con la Policía Nacional del Perú con la finalidad de garantizar el orden público y salvaguardar la propiedad pública y privada, ya que forma parte de las obligaciones constitucionales.

Lea más noticias de la región Cajamarca