Yanet Reyes

Quizá los habitantes de las provincias ancashinas de Bolognesi y Huari jamás imaginaron que hace millones de años, la tierra que hoy los cobija, también fue el refugio de animales tan grandes como peligrosos, aquellos que hacen que se nos escarapele el cuerpo de solo imaginar tenerlos cerca. Sí, me refiero a los dinosaurios.

Prueba de ello son las más de mil huellas de estos reptiles que se han encontrado en los distritos de Huallanca y San Marcos pertenecientes a las provincias de Bolognesi y Huari, respectivamente, luego que en el año 2002 un grupo de trabajadores que construía la carretera Conococha - Antamina, descubriera por primera vez las pisadas de estos animales, algunas de las cuales se pueden apreciar en alto relieve.

Un parador turístico

El sorprendente hallazgo ha llamado la atención de turistas nacionales y extranjeros, tal es así que los sitios, ubicados entre los kilómetros 78 y 80 de la carretera Conococha-Antamina donde se puede apreciar las huellas de los dinosaurios, reciben por día de 40 a 60 visitantes.

Pero, dentro de muy poco los turistas no solo podrán apreciar las pisadas y restos fósiles que se han encontrado en esta parte de la región Áncash, sino que tendrán la oportunidad de ver a un  enorme carnosaurio de aproximadamente 4 metros de alto por 8 metros de largo, el cual se construye en el kilómetro 79 de la referida vía, a 4 mil 200 metros sobre el nivel del mar.

La réplica del reptil depredador edificado con estructuras de acero y revestido con una fibra especial para soportar altas y bajas temperaturas, le dará la bienvenida a los visitantes y será el guardián del parador turístico que también incluye la instalación de una caseta informativa que estará a cargo de dos paleontólogos.

Proyecto dinosaurios

El supervisor del proyecto Dinosaurios de Antamina, Óscar Negreiros Cerna, explica que la construcción del carnosaurio y del parador turístico está valorizado en aproximadamente 45 mil soles y forma parte del proyecto dinosaurios que ejecuta la referida empresa con el apoyo del Instituto Peruano de Estudios Paleovertebrados desde el año 2007.

Señala, además, que entre los 4 mil y 5 mil 200 metros de altura, se han encontrado unos dos mil restos fósiles de dinosaurios tales como vértebras, mandíbulas, huesos, entre otros, cuya antigüedad data de hace 135 millones de años.

“Son las piezas halladas en la parte más alta del mundo, por lo que la National Geographic ha puesto sus ojos en esto y elaborará un informe especial”, sostiene Negreiros.

Por: Yanet Reyes

Lea más noticias de la región Áncash