Referencial

Debido a las contantes y fuertes lluvias registradas en la provincia de Andahuaylas (Apurímac), la Dirección Regional de Salud declaró en alerta verde a todos los establecimientos médicos.

A fin de atender casos de emergencia por las precipitaciones pluviales, el personal médico y asistencial tiene orden de inmovilidad.

En tanto, de acuerdo al boletín epidemiológico, son más de dos mil los casos de infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años durante el mes de enero y parte del mes de febrero.

Al respecto, el director de Salud, médico Edy Pastor Quispitupa, manifestó que se realizarán constantes campañas preventivas, con un stock completo de medicamentos en los 120 establecimientos de salud de la subregión Chanka.

Lea más noticias de la región Apurímac