César Álvarez: Estoy siendo víctima de una persecución atroz

El presidente regional de Ancash respondió al pedido de prisión preventiva por parte del procurador Christian Salas.

El presidente regional de Ancash, César Alvarez, afirmó que sufre una "persecución política atroz", tras el anuncio del procurador anticorrupción, Christian Salas, de pedir prisión preventiva contra la autoridad por el caso la Centralita, en Chimbote.

“Yo le quiero pedir al procurador que sea más serio. Ya no estamos para la persecución política. Estoy siendo víctima de una persecución atroz. Ya basta. Esa famosa Centralita nunca existió. Nunca hubo eso", expresó para RPP Noticias.

Indicó que interpuso de un hábeas corpus ante las investigaciones en su contra. "Después de tanta reapertura yo tuve que obtuve que optar por una medida de hábeas corpus, donde el Poder Judicial declara nulo aquellos actos procesales emitidos", aseguró.

El procurador anticorrupción Salas señaló que: "Hay pruebas y elementos suficientes en la investigación, la pena por estos delitos supera los 4 años y existe peligro de fuga de los presuntos implicados".

Además del titular de la región, en este pedido están incluidos, su asesor de imagen Jorge Burgos Guanilo, Juan Carlos Barrios, extrabajador de "La Centralita”; y los periodistas Nelson Vásquez, Rosy Olivares, Juan Espinoza y Sandor Renilla.

Para Luis Arroyo Guevara, abogado del presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar la recomendación que ha hecho la Procuraduría Nacional Anticorrupción a la Fiscalía de solicitar prisión preventiva contra su patrocinado y seis personas de su entorno por el caso "Centralita" es infundado.

(Abogado de César Álvarez: pedido de prisión preventiva es infundado)