RPP/ Henry Urpeque

El alcalde de Chiclayo (Lambayeque), Roberto Torres Gonzáles, apareció nuevamente en escena luego del desalojo de los comerciantes ambulantes del mercado Modelo y dijo que el operativo ya se hizo y afirmó que de ninguna manera permitirá que los informales vuelvan a ocupar las calles de la ciudad.

El burgomaestre remarcó que él cumplió con el mandato judicial tal como lo exigía la ley, sin costo social y enfrentamientos.

“Las calles y veredas están libres y sin enfrentamientos, eso era lo que exigía el Poder Judicial, yo solo he cumplido con la justicia, estamos trabajando para solucionar sus problemas, pero de este tema no pienso discutir más, mi trabajo es velar por el orden”, indicó.

Roberto Torres dijo que en ningún momento negoció la salida de los informales, para que luego regresen como se venía especulando en los últimos días.

“Yo no he hecho compromisos con nadie, no tengo por qué hacer compromisos, el tema es delicado por el presupuesto, pero estamos conversando con los comerciantes”, agregó.

La autoridad edil dijo que no entienden a la población y a sus detractores, pues ahora cuando las calles están libres y limpias salen nuevamente salen a criticar su gestión.

Lea más noticias de la región Lambayeque