Rpp/Henry Urpeque/Referencial

Un total de 75 trabajadores contratados pertenecientes al cuerpo de seguridad de la anterior administración de la empresa AgroPucalá (región Lambayeque) fueron cesados, protagonizando una bulliciosa protesta.

Ellos llegaron a Chiclayo y se desplazaron hasta el Tercer Juzgado Civil (quien ordenó la instalación de la nueva administración), donde presentaron la queja, que incluye además la falta de pago de sus remuneraciones. 

El representante de este grupo, Alfredo Mendoza, manifestó que sin explicación alguna el nuevo directivo Luis Dávila Dávila dispuso su “despido” sin respetar que tienen contratos y además que les adeudan seis quincenas.

“Esta acción es un abuso ya que hemos elaborado por largo tiempo en el Servicentro de la empresa. Muchos estamos en planillas y tenemos familias por sustentar. Esperamos que se haga justicia con nuestros casos”, finalizó.

Lea más noticias de la región Lambayeque.