RPP/Henry Urpeque

Al menos el 20 % de los comerciantes mayoristas del mercado Moshoqueque, del distrito chiclayano de José Leonardo Ortiz (región Lambayeque), han decidido armarse ellos mismos contra la delincuencia y portan armas de fuego, para protegerse de los extorsionadores y marcas que pululan en los alrededores del enorme complejo comercial.

El dirigente de los comerciantes, Bili Zuñe, reconoció que en estos últimos meses ha incrementado el número de mayoristas que han tramitado sus licencias para portar armas, ya que están desprotegidos y la policía no les brinda ninguna ayuda.

“Los que más se protegen son los mayoristas de abarrotes, frutas, cebollas y tomates. Ellos son amenazados, por eso han decidido adquirir sus propias pistolas, la policía no nos cuida solo hay cuatro efectivos para este inmenso mercado con más de 10 mil comerciantes”, indicó.

Bili Zuñe sostuvo que los vendedores han denunciado estos hechos, pero la policía poco ha hecho por solucionar este problema que pone en zozobra la actividad comercial, que diariamente mueve más de 1 millón de soles.

Lea más noticias de la región Lambayeque