RPP/ Rosario Coronado

La Oficina Regional Norte del Instituto Nacional Penitenciario dispuso un estricto control de los abogados que ingresen a los diferentes penales, a raíz de las amenazas que recibió el alcalde de Pomalca, Ever Altamirano por parte de dos supuestos defensores.

El director de esta institución, Henry Cotos Ochoa, precisó que el ingreso será previa autorización escrita de los reclusos, además se implementará un libro de registro de visitas de los abogados, indicando fecha, hora de ingreso, salida y el nombre completo del reo al cual visitan. 

“Antes podían ingresar sin mayores restricciones, pero a raíz del incidente con el burgomaestre de Pomalca, estamos poniendo en marcha estas acciones disciplinarias, bajo responsabilidad del personal en un total de 11 cárceles”, expresó.

Cotos Ochoa manifestó que la medida se ejecuta en los establecimientos penitenciarios de  Tumbes, Sullana, Piura, Chiclayo, Trujillo (2), Cajamarca, Jaén, Chota, Huancabamba y San Ignacio.

Cabe recordar que el burgomaestre de Pomalca, recluido en el recinto carcelario de Chiclayo (región Lambayeque),  denunció que hace una semana fue visitado y amenazado de muerte por dos sujetos, que se identificaron como abogados.

Lea más noticias de la región Lambayeque.