Rosario Coronado

El jefe de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) en Lambayeque, Juan Peralta Cueva, precisó que todos los jueces que conforman el distrito judicial de esta zona norte deberían contar con protección policial.

“Soy partidario que los magistrados, sin ninguna excepción, deben tener seguridad, tal y como ocurre en otros países, porque llevamos casos muy delicados. Le corresponde a la Policía Nacional hacer un esfuerzo sobre este tema”, expresó.

Cueva sostuvo que los jueces en algún momento pueden ser atacados, porque al emitir sus veredictos una de las partes pierde y esta puede reaccionar, atacándolos y no solo a ellos sino también a sus familiares directos.

Las declaraciones las brindó tras el asesinato de la secretaria del Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, Doris Ruiz Salazar, ocurrido hace 11 días en circunstancias que salía de su vivienda con dirección a su centro de trabajo.

Lea más noticias de la región Lambayeque