Manuel Sarango

La alcaldesa de la provincia del Santa, Victoria Espinoza García reiteró que es inocente del delito de enriquecimiento ilícito, por el cual en primera instancia fue sentenciada a siete años de cárcel junto a su exconviviente Wílmer Agapito Vásquez.

Expresó que las acusaciones en su contra son falsas porque desde los 17 años ha trabajado y todo lo que ha conseguido ha sido a base de esfuerzo y perseverancia. “Nunca he adquirido nada de manera ilícita”, indicó.

En este sentido, manifestó que espera que el 22 de setiembre, fecha en que la Sala de Apelaciones definirá su situación legal, los magistrados resuelvan conforme a ley y conforme a lo que ha sustentado su defensa en la audiencia realizada el último martes.

Asimismo, dijo que la partida de matrimonio que según la Fiscalía demostraría que es esposa de Wílmer Agapito, es falsa. “Me preocupa cómo el Ministerio Público ha considerado un documento que no existe para sorprender a los magistrados. Los fiscales no han podido probar ni una sola cosa de las que se me acusa”, refirió.

Expresó, además, que los peritos de la Fiscalía de la Nación señalaron que no presenta desbalance económico y mencionó que el Nuevo Código Procesal Penal exige pruebas contundentes para que alguien pueda ser sentenciado y eso hasta la fecha no existe en su caso.

La autoridad edil manifestó que acudirá a la lectura de sentencia que se realizará en la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa el 22 de setiembre próximo.

En tanto, su abogado Julio Rodríguez señaló que los peritos de parte no pueden ser desacreditados solo porque son trabajadores de la Corte Superior de Justicia del Santa.

"Todos los funcionarios públicos que tienen especialización técnia cumplen labor privada. Es una aberración cuestionar la labor que han cumplido los peritos”, expresó el letrado, añadiendo que las investigaciones determinarán si existe una norma que prohíbe el trabajo realizado por los servidores judiciales.

Dijo también que espera que su defendida sea absuelta porque el delito de enriquecimiento ilícito existe cuando hay desbalance económico, pero si no existe desbalance, entonces no hay delito. “La conclusión es obvia, la primera sentencia es especulativa”, refirió.

El abogado manifestó que evaluarán las medidas que tomarán en contra del Ministerio Público por presentar una partida de matrimonio falsa de su patrocinada en la última audiencia.

Lea más noticias de la región Áncash