El arzobispo de Lima y Primado del Perú, cardenal Juan Luis Cipriani, invitó al rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Marcial Rubio, a rectificarse sobre sus declaracions en los medios de comunicación. 

"En primer lugar, todos los obispos del Perú de manera unánime le hemos pedido a la Universidad Católica que adecúe sus estatutos a lo que le pide la Santa Sede. No es el cardenal, somos todos los obispos. Uno se aleja de la verdad cuando dice que mantiene una excelente relación con todos. Evidentemente, somos educados, amables y respetuosos. Pero, no podemos decir que no hay una clara discrepancia con lo que las autoridades de la Católica hacen y con lo que todos los obispos del Perú le hemos pedido", manifestó en Diálogos de Fe.

Asimismo, Cipriani Thorne sostuvo que "el Santo Padre, que tiene un ministerio que se llama Congregación para la Educación Católica, también le ha pedido a la Universidad Católica que tiene que aprobar y presentar sus estatutos para la aprobación, cosa que no ha hecho".

"Duele mucho, da mucha pena que en lugar de estirar la mano cordial, amable y fraterna; se pretenda desinformar a la comunidad universitaria y a la opinión pública. Lo lamento mucho, conozco bastante bien al doctor Marcial Rubio y no esperaba de él esa actitud. Pero, no se trata de pelear sino de decir presenten sus estatutos porque el que usted sea católico como también yo lo soy está muy bien", agregó la máxima autoridad de la Iglesia Católica en el Perú.

El cardenal de Lima pidió a las autoridades de la Universidad Católica respetar la norma emitia por Juan Pablo II para las universidades católicas, "no le quita autonomía, no le quita libertad de cátedra". "No están en juego ni la autonomía ni la calidad de enseñanza, ni si tienen relaciones internacionales o no. Está juego el someterse a una norma que la Santa Sede de una manera reiterada les está pidiendo y ustedes no obedecen", aclaró.
 
"Tiene que someterse a la Constitución Ex Corde Ecclesiae, no como a usted le parece, sino como la Autoridad de la Iglesia le pide; y si lo aprueba, me parecerá estupendo. Pero no diga que tiene unas excelentes relaciones con la Santa Sede cuando están desobedeciendo desde el año 1991. Y, desde el año 1999, intento animarlos a que vayan por ese camino", declaró.

De igual modo, desmintió que haya un deseo de su parte como Arzobispo de Lima de apropiarse de la Universidad Católica. "Sólo quiero que se cumpla el testamento de Riva Agüero que lo han cumplido cincuenta años (la PUCP) y que el año 94 dejaron de cumplirlo. Cincuenta años lo cumplieron y la Universidad funcionó muy bien", anotó.

El jueves en RPP, el rector de la PUCP afirmó que el litigio con el Arzobispado de Lima no implica un conflicto con la Iglesia Católica, y sostuvo que dicha casa de estudios mantiene buenas relaciones con la Conferencia Episcopal Peruana y el Vaticano.