Deysi Rojas

Un comerciante identificado como Benjamín Rimarachín Vásquez, de 38 años, falleció luego de permanecer por cuatro horas en la sala de trauma shock del hospital nacional Almanzor Aguinaga Asenjo de Chiclayo, tras dispararse en la cabeza.

El proyectil traspasó su sien, por lo que sus familiares lo trasladaron de emergencia hasta el nosocomio, donde en un primer momento se le detectó muerte cerebral y fue internado en el área de cuidados especiales, luego de unas horas no resistió más y falleció alrededor de las 10 de la mañana.

Marlene Vásquez Uriarte, esposa de la víctima, manifestó que Rimarachín Vásquez recientemente obtuvo su licencia de portar armas, pero nunca imaginó que la usaría para quitarse la vida.

Según fuentes cercanas a la familia, el infortunado hombre se dedicaba a la venta de material de ferretería en su vivienda ubicada en la Mz 4 Lt. 02 del pueblo joven Fanny Abanto  en el distrito de José Leonardo Ortiz y habría estado pasando por una crisis económica, que le habría llevado a tomar esta fatal decisión dejando a tres hijos en la orfandad.

Lea más noticias de la región Lambayeque