Mujeres indígenas denuncian al Gobierno por poner en riesgo a pueblos originarios

Melania Canales Poma, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap) remarcó que los pueblos indígenas tienen "igual derecho a la salud, a la educación en este país" ante la falta de respuesta del gobierno durante pandemia de COVID-19.

Seis ministerios han sido denunciadas por presuntamente
Seis ministerios han sido denunciadas por presuntamente "vulnerar y poner en riesgo los derechos de los pueblos indígenas". | Fuente: EFE

El Gobierno fue denunciado ante los tribunales por la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap) "por poner en riesgo a los pueblos originarios durante la pandemia" de la COVID-19, que ya deja más de 292 000 casos y 10 000 fallecidos en el país. 

"Estamos exigiendo y demandando que se nos considere como sujetos de derecho a los pueblos y mujeres indígenas, que no nos tomen como personas de segunda o tercera categoría", declaró a EFE la presidenta de Onamiap, Melania Canales Poma, al explicar la acción de amparo presentada ante el Poder Judicial

La dirigente remarcó que los pueblos indígenas tienen "igual derecho a la salud, a la educación en este país" y manifestó su preocupación ante el gran incremento en los costos de la atención médica privada y por las dificultades para atender otras enfermedades que no sean el coronavirus.

"En esta situación las mujeres están teniendo hijos, algunas de ellas han sido contagiadas y muchas no son atendidas en los centros de salud", denunció antes de alertar que se "corre el riesgo de que los recién nacidos puedan continuar con el sarampión, la viruela, entre otras enfermedades".

Por ese motivo, con el acompañamiento técnico y jurídico de la organización EarthRights International (ERI), la Onamiap ha presentado una demanda de amparo contra los ministerios de Cultura, Salud, Educación, Economía y Finanzas, Desarrollo e Inclusión Social y la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Estas instituciones han sido denunciadas por presuntamente "vulnerar y poner en riesgo los derechos de los pueblos indígenas" durante la emergencia sanitaria, al afectar sus derechos a la vida, integridad, salud, identidad étnica, educación, igualdad, libre determinación y participación política.

Según la Onamiap esto habría pasado por "la falta de políticas y medidas adecuadas, oportunas y eficaces, con enfoque étnico cultural y de género en el marco de la pandemia por COVID-19".

"Siempre decimos que no nos va a matar la pandemia, lo que nos va a matar es la falta de acceso seguro a los centros de salud, al derecho a la salud", remarcó Canales a EFE antes de manifestar que también se presentan "otras brechas" importantes, como en educación, ya que "lamentablemente en los pueblos indígenas no existe conexión de internet, ni siquiera medios de comunicación".

Canales aseguró que en Perú no existe una institucionalidad indígena y los pueblos originarios están "prácticamente abandonados", ya que si bien existe un Viceministerio de Interculturalidad este "prácticamente se ha convertido en una mesa de partes, un espacio sin poder de decisión".

Canales también aseguró que en el distrito de Jeberos, en la provincia selvática de Alto Amazonas, unos 50 pobladores de la etnia Shiwilos presentaron síntomas de la COVID-19 y luego de muchas exigencias las autoridades solo les enviaron 15 pruebas rápidas.

EFE