Queja de policía
A través de su cuenta de Facebook la jefa de la Comisaría de la Familia denunció que no era atendida. | Fuente: Facebook

Tras solicitar ayuda para ella y su familia por haberse contagiado de la COVID-19, la mayor Ruth Gamarra Veramendi, jefa de la Comisaría de la Familia de Trujillo, fue internada en un hospital de su institución para recibir tratamiento médico, según relató en su cuenta personal de Facebook.

"Hoy vinieron por mí y familia, nos hicieron la prueba rápida. Lamentablemente salimos todos positivos a este virus que nos aqueja, también vino una ambulancia y han llevado a mi padre a internarlo”, contó en su publicación.

También narró que por recomendación del neumólogo fue  internada en el Hospital de la Policía y a sus hijas le darán el tratamiento para superar la enfermedad. “Agradezco de corazón a todos por ayudarme, por sus muestras de sensibilidad y solidaridad", publicó en su muro.

La mayor, recién nombrada como jefa de la dependencia policial en Trujillo, escribió el pasado 29 de mayo, que se contagió "patrullando y luchando para que –según dijo- irresponsables no salgan a las calles".

En el post pidió ayuda para ella y su padre, postrado en una cama de su vivienda. Contó que tenía síntomas y que su salud había desmejorado y agradecía a su comando por permitirle viajar a Lima.

“Lloro de impotencia, veo hablar a las autoridades decir tantas cosas, he llamado innumerables veces a la línea 113 del Minsa, les he rogado vengan a casa, nunca vinieron, en estos momentos no puedo movilizarme me quema y duele la espalda”, fueron sus conmovedoras palabras.

Aseguró que su papá está postrado en cama muy mal, no come, se desmaya. “Alguien me puede ayudar, mis hijas, yo quizá podamos resistir, mi viejito no, ayúdenme", escribió.

Tras ser atendida en su solicitud, agradeció a todos por su apoyo y pidió que se atienda de la misma forma a sus colegas que afrontan esta enfermedad.

 

Un efectivo de la Policía Nacional se desvaneció cuando esperaba ser atendido en la puerta del Centro de Salud de Salaverry.
Un efectivo de la Policía Nacional se desvaneció cuando esperaba ser atendido en la puerta del Centro de Salud de Salaverry. | Fuente: Facebook

Más policías se contagian

Un agente de la comisaría del distrito de Salaverry, que se desvaneció en la puerta del Centro de Salud del distrito, dio positivo a la COVID-19.

Su imagen en la puerta de centro médico fue difundida en las redes sociales y minutos después el mismo suboficial de tercera confirmó su condición de salud.

"Tuve un fuerte dolor de cabeza cuando me dirigía a consumir mis alimentos. Cuando ya no pude, más caí desvanecido en la puerta del hospital, pero ya me encuentro más estable.", indicó.

El efectivo policial cumplirá aislamiento social y será monitoreado en una habitación del Hotel El Recreo.

Según la Tercera Macrorregión son 600 los policías que están aislados debido al nuevo coronavirus.