La línea 100 del MIMP ha recibió 3457 llamadas de casos de violencia familiar desde el inicio del Estado de Emergencia

La línea telefónica recibió 831 llamadas de niños y adolescentes reportando incidentes de violencia al interior de sus viviendas.

Actualidad
Nancy Torrentino, directora ejecutiva del programa nacional para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres integrantes de un grupo familiar, da alcances sobre los casos de violencia en el Estado de Emergencia.
00:00
La representante del MIMP aseguró que las niñas son las más afectadas por la violencia sexual, y sugirió no dejarlas en compañía de familiares como tíos o primos. | Fuente: Andina

La violencia contra la mujer no ha cesado durante el Estado de Emergencia dispuesto por el presidente Martín Vizcarra. Desde que se ordenó el confinamiento, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) y su Línea 100 han recibido 3457 llamadas de casos de violencia familiar, entre pedidos de orientación y denuncias de casos de agresiones.

Nancy Tolentino, directora ejecutiva del programa nacional para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres integrantes de un grupo familiar, asegura que el ministerio continúa trabajando con un equipo multidisciplinario de profesionales especializados en atender este tipo de llamadas.

“Nos llama la atención el número de niños y niñas que llaman”, indicó, pues 831 del total de comunicaciones son realizadas por menores de edad. “La mayoría de los hombres agrede a las mujeres sin presencia de testigos, cuando los niños han ido al colegio, para que no haya pruebas para la denuncia”, explicó y aseguró que el confinamiento ha dado pie a que estos hechos sean denunciados por los más pequeños de la casa.

Además, la PNP realizó operativos de emergencia en atención a dichas llamadas. Producto de las intervenciones, 18 mujeres han sido ingresadas a refugios durante el Estado de Emergencia. “Estamos complementando el servicio de la Línea 100 con un servicio de apoyo psicológico, solamente especializado para mujeres, pero también hay uno para los hombres”, aclaró Torrentino.

Finalmente, la representante del MIMP alentó a las mujeres a establecer redes de contacto y ayuda en casos de violencia. Finalmente, sugirió a las familias crear un clima saludable para la convivencia, pues los niños y las niñas son los principales afectados en casos de violencia doméstica, debido a las consecuencias psicológicas que padecen.

“No tienen la capacidad para poder decir su opinión. La mirada de protección tiene que ir sobre ellos. Los vecinos que escuchen gritos, ruidos, o que permanentemente lloran, por favor, prestémosle atención”, sugirió. 

¿Qué opinas?