Sernanp

Una nueva especie de lagartija fue descubierta por un grupo de estudiosos  y guardaparques del Servicio Nacional de Areas Naturales Protegidas por el Estado dentro del Parque Nacional del Manu.

El reptil denominado Potamites erythrocularis se encuentra registrado en la parte alta de los bosques del valle Kosñipata, región Cusco, entre los 1 000 y 2 100 metros de elevación.

Se diferencia de las otras del género Potamites por tener escamas quilladas desordenadas en el dorso, una escama frontonasal no dividida, un anillo rojo que rodea los ojos en los machos y ausencia de poros femorales en las hembras.

Por sus características fisiológicas (capacidad de termorregulación y estilo de vida acuática), esta especie de lagartija ha logrado adaptarse a temperaturas relativamente bajas y altas, lo que significa un reto ambiental y ecológico para todas las de su especie en general.

Otro dato importante es que durante la estación húmeda (noviembre a abril), estas lagartijas son más activas en cuerpos de agua durante el día y la noche; es decir cazando invertebrados; mientras que durante la estación seca (y con temperaturas bajas de mayo a octubre) tienen menos actividad en la noche.

Este descubrimiento es parte del esfuerzo realizado durante las expediciones herpetológicas en el Parque Nacional del Manu y lugares adyacentes del valle de Kosñipata realizadas desde el 2009 por los científicos Alessandro Catenazzi y Germán Chávez, el equipo de biólogos y guardaparques del Parque Nacional del Manu, cuyo dominio de la zona contribuyó al éxito de la expedición.

El Parque Nacional del Manu, la tercera área natural protegida más extensa del Perú, alberga la mayor cantidad de flora y fauna de la Amazonía peruana y del mundo, por lo que fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad.

Esta Area Natural Protegida contribuye, además, al reconocimiento y protección de la diversidad cultural, así como a la autodeterminación de los pueblos indígenas que habitan al interior y alrededores.

Lea más noticias de la región Cusco