Cesar Zapata

Lamentable, la variada flora y fauna ubicada en zonas adyacentes a la laguna de Urcos, provincia de Quispicanchi, Cusco, fue consumida, en las últimas horas, por un incendio de regulares proporciones.

Se indica que la humareda afectó a las familias asentadas en la zona, provocando infecciones respiratorias agudas y daños oculares.

Con el fin de controlar el fuego, pobladores, policías, bomberos y serenos unieron sus esfuerzos para evitar que las llamas consuman la totalidad de los totorales.

Fuentes de todo crédito advierten que se trata de un atentado puesto que el próximo 3 de octubre se efectuará en la explanada de la laguna de Urcos, la edición 2015 del Qocha Raymi.

La Policía Nacional del Perú, de Urcos, investiga el hecho para dar con los responsables, de este atentado al medio ambiente.

Lea más noticias de la región Cusco