En una asamblea popular realizada en la localidad cusqueña de Santo Tomás, las bases que forman parte del Frente de Defensa de la provincia de Chumbivilcas obligaron a retirarse al director regional de Energía y Minas, Merciano Basilio Pelaez.

La decisión fue adoptada a raíz del respaldo que habría dado a la actividad minera en esa jurisdicción, que en un 90% de su territorio se encuentra concesionado para el desarrollo de esta actividad extractiva.

Según dirigentes del distrito de Llusco, Basilio Pelaez fue invitado recientemente a un evento en esa localidad sobre minería, sin embargo en horas de la noche "se fue a dormir" a uno de los locales mineros.

Ante esta situación, el presidente regional del Cusco, Jorge Acurio Tito, anunció que dicho funcionario será cambiado por haber "traicionado" la confianza de un pueblo.

Durante la asamblea popular, la población rechazó la presencia de las empresas mineras Ares y Anabi; asimismo demandaron su retiro, caso contrario se verán obligados a asumir medidas de fuerza.

El rechazo de la población chumbivilcana a la actividad minera se debe a que ambas empresas se encuentran ubicadas en la cabeceras de los ríos Santo Tomás y Molino, principales promotores de la actividad agropecuaria de esa provincia.

Lea más noticias de la región Cusco