Desigualdad de género
Alrededor de 13,1 millones de mujeres perdieron sus empleos en América Latina a consecuencia de la pandemia, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT). | Fuente: Promperú

La Defensoría del Pueblo afirmó que la pandemia de la COVID-19 ha develado las principales brechas que afectan a las mujeres y que, a mediano plazo, puede generar retrocesos en la lucha por la igualdad de género.

Al conmemorarse hoy el Día Internacional de la Mujer, el organismo solicitó a las instituciones del Estado que se materialicen acciones efectivas con enfoque de género que fortalezcan sus derechos y que eviten colocarlas en mayor vulnerabilidad.

“Si bien durante los últimos años se logró avanzar en la lucha por la igualdad de género, la pandemia de la COVID-19 ha provocado diversos retrocesos al impactar diferenciadamente en la vida de las mujeres. Esta situación, advertida desde el inicio por la Defensoría del Pueblo, abarca distintos ámbitos, desde la atención de la violencia, la salud, y la situación laboral y económica”, remarcó Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer.

La Defensoría del Pueblo indicó que, iniciada la cuarentena, las limitaciones a la movilidad no solo impidieron que las mujeres puedan denunciar casos de violencia, sino que disminuyó la capacidad de atención de los organismos del sistema especializado de justicia.

De acuerdo con Eliana Revollar, la situación se tornó también caótica en la atención en salud, pues, desde un inicio, no se establecieron medidas específicas para atender a mujeres embarazadas, ni a aquellas que requerían orientación sobre salud sexual y reproductiva. “Esto tuvo como efecto el incremento de embarazos no deseados –especialmente en adolescentes– en un 12 %”, remarcó.

LA PÉRDIDA DEL EMPLEO

Con respecto al ámbito económico, la Defensoría del Pueblo constató que las medidas adoptadas en los tres primeros meses de la cuarentena carecían de enfoque de género, por lo cual advirtió que se amplificarían las brechas que afectan a las mujeres: hasta septiembre de 2020, la tasa de actividad femenina disminuyó en 12.7 %, mientras que la masculina solo en 5.8 %. A mediano plazo, de acuerdo con el estudio “Impactos de la epidemia del coronavirus en el trabajo de las mujeres en el Perú”, se calcula que alrededor de 3 millones de mujeres perderán sus empleos.

“Esta situación resulta grave, puesto que muchas de ellas se encuentran en la primera línea para enfrentar la pandemia. Así, el 65 % del personal de salud está conformado por mujeres, pero ninguna de ellas participa en espacios de toma de decisión. Asimismo, el 80 % de comedores populares u ollas comunes están dirigidas por ellas, quienes, a pesar de todas las adversidades, luchan por la seguridad alimentaria de todas/os”, refirió la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

Además de la agudización de la brecha, las mujeres, sostiene el organismo público, han tenido que asumir principalmente las labores de cuidado en el hogar, función que mayoritariamente ha recaído en ellas debido a los estereotipos de género. “Ello, sumado a los compromisos de trabajo y otras actividades, las sobrecargan y reducen sus oportunidades de desarrollo personal y laboral”, manifestó.

Ante este panorama, la Defensoría del Pueblo instó al Estado a establecer medidas específicas con enfoque de género que permitan evitar retrocesos en la lucha por la igualdad y que garanticen los derechos de las mujeres.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: