De acuerdo al informe de Defensa Civil, el desborde del río Cachi, en el distrito de San Antonio de Antaparco, provincia de Angaraes (Huancavelica), ha dejado once familias damnificadas (66 personas) y 15 afectadas (90 personas).

Además, tres viviendas fueron destruidas en el mismo San Antonio y cinco en el anexo de Magnupampa. Otras nueve quedarán inhabitables y ocho afectadas.

En tanto, la posta de salud de dicho distrito quedó inundada con 30 centímetros de agua estancada.

De otro lado, la energía eléctrica se encuentra destruida en un 20%, por lo que se han realizado las coordinaciones con Electrocentro para la atención, mientras que cuatro kilómetros de la plataforma de la carretera San Antonio de Antaparco-Puente Laramate quedó destruida.

También se han reportado daños en la agricultura y pérdida de animales menores, entre ellos 2 mil 500 cuyes.

Lea más noticias de la región Huancavelica