Foto: Referencial (Adolfo Fasanando)

Quinientos kilómetros de carretera han sido destruidas por los deslizamientos de tierra y piedras a consecuencia de las persistentes lluvias en el interior de la región Áncash, así lo informó José Pretel Saldaña, director regional de Transportes.

Refirió que los problemas más críticos se han presentado en los tramos Yungay – Llanganuco – Llanama – Pomabamba – Piscobamba y  Catac – Chavín – San Marcos – Llamellín, zonas donde los derrumbes obstruyeron el tránsito vehicular.

Pretel expresó que el Gobierno Regional de Áncash ha destinado un presupuesto de seis millones de soles para la rehabilitación inmediata de las vías dañadas.

Agregó, además, que cuentan con maquinaria pesada suficiente y personal capacitado para atender estas emergencias.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional