Fernando Hidalgo, padre de uno de los policías fallecidos durante el desalojo en el Santuario de Bosque de Pomac (Lambayeque), demandó la pronta captura de los asesinos de su hijo.

 

"Recién me voy a enterar (sobre el entierro) pero pido por favor la captura de los asesinos porque todavía están armados y operativos. Espero que se me haga justicia", indicó en RPP.

 

"No me puedo quejar del ministro del Interior (Remigio Hernán) ni tampoco de la Policía. Me quejo de la negligencia de quienes planificaron el desalojo porque los mandaron desarmados", anotó.

 

En la víspera, durante el desalojo en parte de los invasores del santuario fallecieron los suboficiales Carlos Alberto Peralta Padilla y Fernando Hidalgo Ibarra.