Foto: Referencial (Roberto Riva

De  uno a dos  casos de  extorsión son denunciados diariamente en la Sección de Investigación Criminal (Seincri) de la Policía Nacional de Chimbote (Áncash), los cuales, en su mayoría, aún no han sido resueltos.

Agentes de esta unidad especializada manifestaron que la falta de recursos logísticos y la inexperiencia del personal impiden esclarecer estos casos que se han convertido en una sobrecarga.

“Seincri ha convertido en una mesa de partes que recibe  a diario denuncias por extorsión sin poder resolverlos por falta de apoyo y decidia del comando”, expresaron los custodios que prefirieron mantener sus identidades en reserva.


 Lea más noticias del Perú en la sección Nacional