Puedes hervir el agua para eliminar las bacterias.

El agua es un recurso natural renovable indispensable para la vida. Asimismo, es estratégico y fundamental para el desarrollo sostenible y el mantenimiento de los ciclos naturales.

En el Perú, el Estado aseguró, en el 2017, que el 66% de personas no recibía agua de calidad. El agua segura, o agua de calidad, es apta para el consumo humano y no genera enfermedades. Significa que ha pasado por un proceso de potabilización y está libre de contaminación.

Según un estudio del instituto Integración de RPP, la percepción sobre la calidad de agua en diversas zonas del país varía. El Lima el 63% de ciudadanos la califica como aceptable, pero disminuye a 25% en la zona sur, 35% en el oriente y 38% en el centro del país. Además, la aceptación de la calidad del agua en zonas rurales es inferior que en las ciudades.

Consumir agua contaminada puede traer grandes consecuencias. La enfermedad hídrica más común es la diarrea. Esta provoca la deshidratación que puede llegar a causar hasta la muerte. Los niños que padecen episodios repetidos son más vulnerables a la desnutrición y otras enfermedades.

A nivel mundial, la mortalidad por diarrea en la población menor de cinco años se estima en 1,87 millones.

Otras enfermedades que se transmiten por la mala calidad del agua son el cólera, infección bacteriana en el intestino que provoca episodios de diarrea y vómitos; o la fiebre tifoidea, que da dolor de cabeza, náuseas y pérdida de apetito.

Métodos para eliminar parásitos y bacterias en el agua

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) ha probado tres métodos de desinfección de agua:

  1. Hervir el agua: Se debe llenar una olla con la cantidad de agua que se quiere purificar. Se debe hervir por 10 minutos, contar el tiempo desde que salen burbujas. Luego, se enfría y se guarda en un embace limpio.

  2. Método Sodis: El calor combinado con la radiación del sol, sirve para inactivar los microorganismos que provocan enfermedades presentes en el agua. Primero, se debe lavar el recipiente donde se pondrá el agua, de preferencia de vidrio o plástico reciclado. Llenar el recipiente con el agua sin dejarle aire. Colocar las botellas horizontalmente y exponerlas al sol directo. Si hay sol directo, dejar la botella 6 horas y si está nublado, dejarla durante 2 días.

  3. Método de desinfección con cloro (lejía): Primero se recoge el agua y se pone en un recipiente. Se debe poner de una a tres gotas de lejía por litro de agua. Después se debe poner a reposar por 30 minutos y luego guardarlo en un embace limpio.


Ciudades con Futuro es una campaña de RPP con el objetivo de concientizar e informar a los ciudadanos sobre el espacio donde viven. Esta llega con el apoyo de Coca Cola y Arca Continental Lindley.

¿Qué opinas?