Un gran número de niños y jóvenes menores de edad de América Latina padece maltrato físico o sicológico en su entorno familiar, según un artículo difundido por Unicef y por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El artículo, publicado con ocasión del Día del Niño celebrado ayer, se fundamenta en encuestas realizadas en dieciséis países de la región, que muestran que un alto porcentaje de adultos, en algunos casos superiores al 80%, considera el maltrato infantil una práctica normal de educación y socialización.

El maltrato infantil es un fenómeno en ascenso que rara vez es denunciado, señala el texto del artículo "Maltrato infantil: una dolorosa realidad puertas adentro", que incluye resultados de estudios en países como Chile, Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y de países del Caribe y Centroamérica.

En Colombia, el 42% de las mujeres encuestadas dijo que sus parejas castigan a sus hijos con golpes, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2005.

En Uruguay, el 82% de adultos encuestados por el Ministerio de Desarrollo Social en 2008 confirmó el uso de la violencia sicológica o física hacia los hijos en el hogar.

En Costa Rica, una investigación en 2004 del Instituto de Estudios Sociales en Población reveló que el 63% de adultos ejerce violencia física contra sus hijos.

El principal factor de riesgo para el maltrato en los hogares es que el progenitor haya sufrido una experiencia similar en su niñez, según indicaron la sicóloga Soledad Larraín y la socióloga Carolina Bascuñan, del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Este fenómeno es conocido como "transmisión intergeneracional de violencia".

-EFE