Expertos en informática criticaron este viernes en Ampliación de Noticias la Ley de Delitos Informáticos, promulgada el pasado martes 22 de octubre, como un medio para mejorar la lucha contra la ciberdelincuencia.

Para Jose Merino, Asesor de la Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática (ONGEI) de la Presidencia del Consejo de Ministros, hay cuatro elementos faltan ser aclarados: Ilegal, ilícita, indebida y no autorizada.

Merino indicó que dentro de la legislación se está usando como sinónimos, términos que generan ambigüedad pero son formas de manejar el lenguaje con el mismo objetivo.

Aseguró que esta legislación busca sancionar las conductas ilícitas de relevancia penal relacionadas a la ciberdelincuencia y explicó que la ley tiene una orientación precisa contra el delito y no contra la dirección de la información o las medidas casuales que podrían darse.

A su turno, Erick Iriarte, presidente del Capítulo Peruano de Internet Society, sostuvo que lo que tenemos es una norma no debatida que está causando confusión relativa a delitos informáticos.

"Lo primero que se debió hacer fue firmar el Convenio sobre la Ciberdelincuencia de Budapest".

El convenio es un instrumento internacional del año 2001 que establece medidas para tipificar delitos enmarcados en la ciberdelincuencia.

Iriarte manifestó que la norma no ha sido debatida, que cuenta con algunos términos que vienen afectando al acceso a la información y a la libertad de expresión.

"En el Congreso nadie tiene mayor idea de qué se trata la ley que han aprobado por mayoría desechando un proyecto que había presentado el parlamentario del PPCC Alberto Beingolea", manifestó en RPP Noticias.

Anotó que los congresistas han votado creyendo que era un texto adecuado al Convenio de Budapest, "y no lo es", puntualizó.