Los familiares de los estudiantes detenidos desde el jueves en la sede de Seguridad del Estado en Pueblo Libre, tras los disturbios ocurridos en la intervención de la universidad Enrique Guzmán y Valle de La Cantuta se mostraron mortificados por el trato que habrían recibido.

"Han sido detenidos en forma injusta, han estado saliendo de la universidad tras haber realizado unos trámites de ratificación de matrícula y cuando vieron que los enfrentamientos se agudizaban entonces ahí empezaron a correr", dijo una de las madres.

Agregó que es en esas circunstancias que los detuvieron y les pidieron su DNI prometiéndoles que una vez suban a los carros les iban a devolver sus documentos, "pero hasta ahora no lo han hecho y permanecen detenidos, primero en la comisaria de Chosica donde ha sido maltratados", indicó.

Anotó que le indigna que digan que los jóvenes del Movadef, "ellos son chicos que estudian y trabajan al igual que todos los retenidos, no son delincuentes", puntualizó.