RPP/Yesenia Moreno Llaque

Durante la festividad religiosa de Semana Santa, la población de Ferreñafe (región Lambayeque) saborea la rica mazamorra de Cuaresma elaborada con maíz blanco molido, chancaca, canela, clavo de olor y mote.

A sus 78 años, la señora Lesbia Rachumi Velásquez, aún deleita el paladar de grandes y chicos con la venta de la deliciosa mazamorra de Cuaresma en su domicilio ubicado en la calle Francisco Gonzales Burga N° 725.

Según nos contó Lesbia, para obtener la mazamorra primero se tiene que remojar la noche anterior el maíz blanco molido para temprano poder cernirlo  y una vez realizado esto aparecerá un almidón parecido al chuño, el cual se extrae para la preparación de la mazamorra.

En una olla se coloca una buena cantidad de almidón (chuño), luego se agrega la chancaca (ingrediente que le da el color amarillo a la mazamorra), canela y clavo de olor , se va moviendo hasta que espese , teniendo cuidado de que la masa no se ponga trozuda, después se prueba el azúcar y si falta color se echa más chancaca.

Finalmente se echa el mote , se deja enfriar y luego se sirve, espolvoreando con un poco de canela molida.

Lea más noticias de la región Lambayeque