Juan Galv

Las persistentes lluvias en la ciudad de Andahuaylas (Apurímac), continúan generando problemas. Esta madrugada, las fuertes precipitaciones hicieron que las calles amanecieran completamente sucias con piedras y tierra.

Además, colapsaron los buzones de desagüe y se formaron algunos riachuelos.

La gran cantidad de agua que cayó alarmó a la población, por lo que solicitan a las autoridades rediseñar los sistemas de agua y desagüe, pues según indican, los que existen son muy antiguos e inadecuados ante el incremento democráfico.

Lea más noticias de la región Apurímac