El gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo, juramentó por tercera vez en el cargo. La ceremonia simbólica se realizó en la Plaza de Armas de Chimbote, donde llegaron cientos de simpatizantes de Puro Áncash y dirigentes que pidieron la reconstrucción de las obras paralizadas.

En su discurso, el gobernador anunció que en sus primeros días de gestión presentará iniciativas legislativas en el Congreso de la Republica, para que se faculte entregar 500 soles a los ancashinos a cambio de prestación de servicios.

Asimismo, aseguró que trabajará por reducir la pobreza y presentará una propuesta de ordenanza regional para que no se permita usar armas de fuego a la sociedad civil.

Según Waldo Ríos, esta será una medida para combatir el sicariato. El gobernador regional aprovechó esta ceremonia para presentar y agradecer a los aportantes del millón de soles para el pago de reparación civil al estado, que permitió la rehabilitación de ríos para ejercer el cargo, debido a la condena en su contra por delitos de corrupción.

Lea más noticias de la región Áncash