Gregorio Santos Guerrero, presidente regional de Cajamarca, quien ahora se encuentra de licencia porque postulará a la reelección, respondió al fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia; y aseguró que no saldrá de la región en caso dicten su captura.

También puntualizó que no se puede mover de Cajamarca, dado que tiene una responsabilidad política y vien en la región.

Santos, líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS), acusó a Ramos de estar parcializado con los grandes grupos de poder económico, así como dictar la plana a los fiscales cajamarquinos.

Insistió en que el Ministerio Público investigue porque está seguro de la transparencia en su gestión.

También dijo que los grupos de poder temen las elecciones, pues ellos saben que nuevamente va a ganar y lo hará en primera vuelta.

Lea más noticias de la región Cajamarca