Hallan segundo cuerpo de los dos israelíes desaparecidos en río Apurímac

Los fallecidos se precipitaron a la fuerte corriente del río Apurímac cuando volcó la balsa donde el último lunes practicaban canotaje.
RPP/Referencial

La Policía Nacional del Perú (PNP) halló este sábado el segundo cuerpo de los dos turistas israelíes que desaparecieron el lunes en un río del sur del país.

El cadáver corresponde a Yuval Telnir, hombre de 21 años, que fue encontrado a las 11.40 horas (16.40 GMT) en un punto muy próximo a donde el jueves se halló el cuerpo de su compatriota Shir Becker, de 22 años.

Los dos cadáveres se encontraban en un sector del río Apurímac, conocido como rápido Babalua, a unos dos kilómetros corriente abajo del lugar donde el lunes cayeron al agua mientras practicaban deportes de aventura junto a otros seis israelíes más.

Las fuentes policiales explicaron que el cuerpo fue resguardado de la corriente del río y está custodiado por dos agentes hasta que el lunes se pueda efectuar el levantamiento del cadáver mediante un helicóptero que lo traslade a la morgue de Cusco.

Los fallecidos se precipitaron a la fuerte corriente del río Apurímac cuando volcó la balsa donde el último lunes practicaban canotaje, un deporte de aventura consistente en descender los ríos en balsas, también conocido como rafting.

Los guías de la agencia turística Mayuc, que organizó la actividad, pudieron rescatar a los otros cuatro israelíes que viajaban en la balsa accidentada, pero perdieron el rastro de los fallecidos, en un punto cercano al límite territorial de las regiones de Cusco y Apurímac.

En el operativo de rescate participaron ocho agentes de la Policía de Alta Montaña de Perú, dos expertos de la embajada de Israel en Perú y varios integrantes de la agencia turística que había organizado la actividad.

El río Apurímac nace en el nevado Mismi, a 5.597 metros sobre el nivel del mar, y recorre 700 kilómetros hasta que se une con el río Mantaro para pasarse a llamar Ene, en una zona selvática y de difícil acceso denominada Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

EFE