Referencial

El gobernador de Auquimarca Felipe Paytán, informó que esta madrugada, pobladores de ese lugar sorprendieron a trabajadores de la municipalidad de Chilca enterrando toneladas de basura traídas en tres camiones compactadores.

Los indignados pobladores al exigir explicaciones fueron objeto de insultos y amenazas por parte de los conductores de los camiones quienes huyeron por el lado de cajas chico.Los comuneros encontraron en el lugar además de los camiones compactadores un cargador frontal y un rodillo.

La población indignada de Auquimarca se reunirá esta tarde en una asamblea general a fin abordar este caso que consideran un atropello de la Municipalidad de Chilca y del alcalde Abraham Carrasco toda vez que no cuentan con ninguna autorización.

Lea más noticias de la región Junín