RPP/Randy Mendoza

Más de 200 pobladores del distrito de Chongos Alto marcharon por las calles de Huancayo (Junín), exigiendo justicia por la muerte de los pobladores Pedro Bonifacio y Samuel Chambergo, quienes presuntamente fueron asesinados por pobladores del distrito de Huasicancha cuando pastaban a sus animales en el terreno en disputa.

El tesorero de la comunidad campesina de Chongos Alto, Víctor Lozano Román señaló como los responsables a los pobladores de la comunidad campesina de Huasicancha, con quienes tienen un litigio de un terreno de 10 mil 784 hectáreas, sector conocido como Antapongo.

Asimismo, Lozano Román indicó que el Poder Judicial otorgó la posesión del terreno a Huasicancha pero apelaron la sentencia.

Finalmente, los protestantes se dirigieron a la sede de la Corte Superior de Justicia de Junín, para luego apostarse en la sede del Ministerio Público, donde exigieron a las autoridades sanciones para los asesinos de los pobladores de Chongos.

Lea más noticias de la región Junín