RPP/Randy Mendoza

Los trabajadores judiciales se encadenaron en la puerta principal de la Corte Superior de Justicia de Junín, al cumplir su décimo día de huelga indefinida.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial, Edwin Garay, señaló que se suspendió la atención de los casos de reos en cárcel, menores infractores y hábeas corpus.

Asimismo, suspendieron la atención de los casos de reos en cárcel, menores infractores, acciones de amparo y hábeas corpus, radicalizando su medida al 100 %, señaló el dirigente.

Del mismo modo, los manifestantes están lanzando huevos a los magistrados y trabajadores que no arengan junto a ellos.

Como se recuerda, los trabajadores judiciales exigen la exclusión de los auxiliares judiciales de la Ley del Servicio Civil, además de promulgar una ley exclusiva para ellos que fomente una adecuada carrera judicial.

Lea más noticias de la región Junín