Referencial

Un monolito de la cultura Recuay de más de mil 400 años de antigüedad fue hallado en una vivienda del barrio José Olaya, ubicado en la zona este de la ciudad de Huaraz, capital de la región Áncash.

La piedra tallada de aproximadamente 700 kilos de peso, de 1.20 metros de alto y 50 centímetros de diámetro fue trasladada al Museo Arqueológico de Áncash, donde pasará por un proceso de limpieza y luego será inventariada.

La directora del museo, Rosa María Valverde Valverde, dijo que el monolito fue encontrado en la casa de Gloria Arellano Mautino cuando realizaban excavaciones para reforzar sus paredes de adobe.

Dijo que en el lugar también se han encontrado evidencias de muros, restos óseos de animales y fragmentos de cerámica, por lo que los trabajos de construcción han sido suspendidos hasta que los arqueólogos realicen uns inspección de sitio.

Valverde expresó que la casa donde se halló la piedra está situada en un área arqueológica, donde, al parecer, se rendía culto al agua, pues muy cerca se encuentra un canal prehispánico que ha sido remodelado.

"Parece ser que el monolito indicaba que se trataba de una zona sagrada", sostuvo la arqueóloga, añadiendo que la cultura Recuay floreció de 200 a 800 años después de Cristo y pertenece al periodo Intermedio Temprano.

Lea más noticias de la región Áncash