Internet

El alcalde de la Municipalidad distrital de Culebras, provincia ancashina de Huarmey, Cavino Cautivo Grasa y su familia abandonaron su vivienda luego que extorsionadores dispararon hasta cinco veces al predio para obligarlo a pagar 150 mil soles.

El burgomaestre, su esposa y su hija de tres años, dejaron su casa ubicada en el centro poblado menor El Molino y se trasladaron a la ciudad de Huarmey a fin de salvaguardar su integridad por recomendación de la Fiscalía y de la Policía Nacional. 

La policía informó que se presume que detrás del atentado contra la autoridad edil está una red de extorsionadores que opera en Huarmey y es dirigida desde la ciudad liberteña de Trujillo, pues la primera llamada que recibió el alcalde fue de un teléfono fijo del sector Florencia de Mora.

Cavino Cautivo dijo que las amenazas de muerte en su contra podrían ser parte de una presión política para evitar su postulación a la reelección en el cargo.

Los extorsionadores también le dejaron cinco balas en su vehículo y bajaron una de las llantas de un balazo.

Lea más noticias de la región Áncash