Cortes

En la región Puno, a 3 871 metros sobre el nivel del mar, se ubica el templo de la fertilidad bautizado como el Inka Uyo, por la peculiaridad que hicieron con las piedras los antiguos pobladores de la ciudad de Chucuito.

Son más de 80 falos los que usted puede encontrar en el templo de la fertilidad ubicado en la jurisdicción del distrito de Chucuito, a unos 18 kilómetro desde la ciudad de Puno.

El Inka Uyo se ha edificado en la ciudad de las Cajas Reales, hasta donde acuden algunas personas que no pueden alumbrar por diversas circunstancias.

Se conoce que el Inca Uyo fue un templo a la fertilidad donde se agradecía a la naturaleza por el milagro de la reproducción humana, así como a la Pachamama o madre tierra.

Los falos

Los falos lucen atrevidamente erguidos en el templo, algunos de ellos mutilados por el pasar del tiempo y se asemejan a un extraño ejército de esculturas de generosas proporciones.

El Inca Uyo que en aymara significa "miembro viril del Inca", tiene como vigías a dos pequeños falos y dentro del templo está erigido un similar figura que supera el metro de altura.

Los lugareños creen que el lugar es remedio eficaz contra la fertilidad, pues según algunos testimonios, muchas mujeres que se sentaron sobre los falos pudieron tener hijos.

Por: Paty Condori Huanca

Lea más noticias de la región Puno