Un paro de 24 horas acatan los trabajadores de Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de Huancayo, quienes esta mañana se apostaron en el frontis del ingreso al penal de Huamancaca para exigir el cumplimiento de la Ley N° 29709 que establece los derechos, deberes, prohibiciones y la situación laboral. También piden el incremento de sus salarios.

Kelly Tintaya, representante del Sindicato de Trabajadores Penitenciarios-base Huancayo, reiteró el pedido del incremento remunerativo de 800 a 1 500 soles.

La trabajadora mencionó que los empleados penitenciarios trabajan en constante riesgo con los reos que sufren de enfermedades y en los casos de bandas organizadas sufren amenazas; sin embargo, dijo, que nadie valora ese esfuerzo.

Los más perjudicados con esta protesta son los centenares de visitantes que llegaron esta mañana al penal de Huamancaca y no pudieron ingresar para ver a sus familiares presos.

Similar protesta ocurre en los penales de La Merced-Chanchamayo, Concepción, Tarma y La Oroya, donde los trabajadores realizaron marchas y plantones en las puertas de cada penal.

Lea más noticias de la región Junín