Referencial

La provincia de Tarma (Junín) soportó por más de 20 horas una torrencial lluvia que causó preocupación entre la población y las autoridades.

La persistente precipitación fluvial impidió a las personas movilizarse. Además, generó aniegos y algunos buzones de desagüe colapsaron.

Representantes de Defensa Civil están realizando el monitoreo correspondiente en cada distrito para saber si se registraron daños.

Por el momento la lluvia ha cesado y el cielo está despejado.

Lea más noticias de la región Junín