RPP/Referencial

Desde muy temprano en la provincia de Yauli La Oroya (Junín), decenas de padres de familia llevaron a sus hijos a sus centros educativos a pesar del Decreto Supremo 102- 2013 que declara en estado de emergencia al distrito y otros lugares del país, debido a las extremas condiciones atmosféricas.

Sin embargo, los padres de familia mostraron su incomodidad tras esta disposición, pues consideran que en la provincia, el tiempo climatológico ha sido favorable. Además, perjudica a los escolares quienes tendrán que recuperar más horas de clase. Por ello, sugieren que se retrase en una hora el ingreso de los escolares pero que no se suspendan las labores.

Por su parte, el director de la Unidad de Gestión Educativa Local, Oscar Laurano, mencionó que esta medida es de carácter obligatorio y se debe respetar; no obstante coincidió con la posición de los padres de familia y apoyó la propuesta que estos hicieron.

Finalmente, por la tarde, los directores de las instituciones educativas se reunirán con el director del la Ugel para coordinar sobre la recuperación de clases.

Lea más noticias de la región Junín