El pase por la Carretera Central se restringió por más de una hora, debido a la movilización que realizaron los trabajadores de la empresa Doe Run Perú en La Oroya (región Junín), quienes exigen al gobierno central el reinicio de las operaciones del complejo metalúrgico.

Los manifestantes iniciaron su marcha desde el sector de Cristo Rey con dirección al óvalo de Marcavalle, debido a esta movilización los vehículos menores y de carga esperaron más de 20 minutos para dirigirse de Lima hacia la Oroya y viceversa.

Los trabajadores esperan que para mañana la junta de acreedores se reúna en la Indecopi de Lima para definir la situación del complejo metalúrgico.

Cabe resaltar, que la policía custodió en todo momento la movilización en la Carretera Central para evitar cualquier tipo de incidente en esta vía principal.

 

Lea más noticias de la región Junín